Por la presente, se le considera a usted obsoleto

El mundo es un lugar de paso, eso es algo que aprendemos desde que tenemos uso de razón. Y cómo pasamos por el mundo es algo que depende en parte de nosotros, pero también de la sociedad en la que vivimos. No es lo mismo la Esparta del siglo V antes de Cristo, que  la Europa del siglo XXI. Algunos valores de aquellas sociedades antiguas eran muy interesantes, otras eran bastante o muy duras. La vida nunca fue fácil para quienes pasamos por ella intentando sacar lo mejor de nosotros mismos, antes o ahora.

En la sociedad actual, la rapidez, la inmediatez, la velocidad, lo es todo. Y los que ya estamos en nuestra recta final somos vistos muchas veces como fósiles prehistóricos. No es algo generalizado por supuesto; pero persiste una idea en la actualidad: un artículo de una semana es historia. Una canción con un mes es un clásico. Y un ser humano en su recta final de la vida es un ser obsoleto e inservible.

¿La prueba? Salgamos fuera, y veamos cómo se llenan los geriátricos de gente que nadie quiere. Si un ser humano es capaz de abandonar a sus padres, a sus abuelos, en un geriátrico, muchas veces simplemente para que no moleste, para que no estorbe, ¿qué sociedad estamos construyendo? ¿Qué mensaje mandan esos padres a sus hijos? Un mensaje muy claro:

“Hijo, el día que yo esté obsoleto y moleste, harás lo mismo conmigo”.

astrobio
Tenemos tan poco tiempo en esta vida, y tantas cosas por explorar

Leer más “Por la presente, se le considera a usted obsoleto”

Relaciones laborales: hemos perdido el norte

Seguimos con las entradas-protesta, pero es que no veo otra solución que comentar ciertas cosas que me parecen fuera de lugar, desde cualquier punto de vista.

El mundo de las relacionales laborales, los contactos, y la información, son fundamentales para encontrar trabajo. Se sabe que aproximadamente el 70% de los empleos que consigue una persona son a través de contactos de amigos, familiares, y conocidos. Eso no quita que no pueda encontrarse trabajo de una forma más tradicional, ahí está ese otro 30%, pero el mundo funciona así: por contactos.

De todas formas, para aquellos que, como yo, gustamos de ir directamente a empresas sin el uso de intermediarios, tenemos alternativas. Puede que algunas, o muchas, de las personas que pasan por este blog conozcan Linkedin, la red social para profesionales. Somos muchos los que estamos en esa red, por aquello de que algún día, alguien se fije en nuestro currículum, y nos ofrezca el trabajo de nuestras vidas. Mientras ese momento llega, Linkedin se llena de presentaciones, eventos, charlas, debates, pero, sobre todo, de vacío. Un enorme mar de contenidos vacíos. Y me explicaré.

jet-privado
Aquí estoy, llegando para escribir una nueva entrada en el blog de La leyenda de Darwan

Leer más “Relaciones laborales: hemos perdido el norte”