RS-25: el vídeo en el que la NASA contraataca

Era de esperar. Tras el éxito relativo del primer vuelo del Falcon Heavy, la NASA ha respondido con un vídeo que constata como ellos sí tienen el cohete más potente: el SLS (Space Launch System) que en sus diferentes versiones tendrá el doble de potencia de puesta en órbita de cargas útiles que el Falcon Heavy, y que sí será capaz de enviar seres humanos a Marte.

Recordemos que el Falcon Heavy puede enviar cargas, pero no podrá enviar seres humanos, por falta de potencia, y porque nunca se diseñó para este fin. De hecho, ni siquiera este primer vuelo tenía como destino Marte, sino una órbita entre la Tierra y Marte, que al final tampoco parece ir al cinturón de asteroides. Tiene una órbita excéntrica que no llega a dicho cinturón.

Los cohetes RS-25, de los que se habla en el vídeo, son unos viejos conocidos. De hecho, son los boosters que utilizó en su día el transbordador espacial, pero modificados y mejorados para el SLS. Estos boosters cuentan con cuatro reactores cada uno, para un total de ocho, a diferencia de los veintisiete del Falcon Heavy. Esto lo remarca bien la NASA, que deja claro que con muchos menos motores, consiguen el doble de potencia que con los veintisiete.

sls-rs-25-nasa
Cohete RS-25 siendo transportado para pruebas

El vídeo es interesante por dos razones: porque explica las características del RS-25, y porque demuestra que la NASA está preocupada por la imagen de poder que ha tenido el Falcon Heavy.

Sin embargo, no olvidemos una cosa: la NASA lleva una considerable ventaja a Elon Musk para el primer vuelo tripulado a Marte. La cápsula Orión ya ha sido lanzada al espacio, sin tripulantes, y su funcionamiento fue excelente, incluyendo la reentrada a la mayor velocidad nunca vista en un objeto artificial. El nuevo diseño de las losetas protectoras funcionó perfectamente, algo fundamental para evitar pérdidas de vidas humanas. Todos recordamos la desgraciada historia del Columbia. Otros sistemas de la cápsula ya han sido probados, especialmente los dedicados a salvaguardar la vida de los astronautas.

Ah, y un detalle: la cápsula no viajará sola a Marte, claro, sino con una estructura de habitabilidad durante el viaje de ida y regreso. Porque, no lo olvidemos: Elon Musk declaró que los que vayan en su cohete deberán asumir el riesgo de morir, y quedarse allí para construir el combustible de regreso.

Hay gente que opina que deberían ser empresas privadas las que conquisten el espacio. Otros opinan que deberían ser agencias gubernamentales. Yo digo que sigamos como hasta ahora: sacando lo mejor de cada una de las opciones disponibles. Las agencias públicas trabajan abriendo fronteras, y las empresas privadas desarrollan modelos de negocios en esas fronteras. Eso no significa que Elon Musk no pueda ser el primero en ir a Marte. Pero es la NASA la que tiene la experiencia en vuelos más allá de las órbitas bajas. Ningún ser humano ha salido de esas órbitas desde el vuelo del Apollo XVII. ¿Por qué no aprovechar lo mejor de cada parte implicada?

Uno no puede dejar de sentir cierto aire de “yo la tengo más grande”, y perdonen ustedes la expresión, con este tema de los cohetes, como dos niños discutiendo sobre quién es el mejor. En todo caso, lo que nos interesa es Marte, no demostraciones de bravura. Veremos cómo se desarrolla todo esto, pero sin duda parece que va a ser apasionante para los locos del espacio. Preparen sus palomitas espaciales, el futuro espacial está llegando.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.