Apofis y el problema de los tres cuerpos

Para la versión novelada de este ensayo pulse en este enlace.

No, el título no refiere a la nueva novela romántica-erótica del escritor de éxito de turno. Refiere al asteroide Apofis, un objeto que órbita el Sol del tipo Atón, lo cual quiere decir que se encuentra en un afelio inferior a una unidad astronómica, lo cual quiere decir que se cruza con la Tierra, y sobre su órbita. Es decir, es un candidato al desastre, de eso no cabe duda. Pero ¿cuándo caerá? Ah, amigos y amigas, aquí es donde los oportunistas, catastrofistas, y revistas amantes del “haz click en mi link y te contaré la verdad, pero en la última línea” aparecen. Vamos a verlo.

Es cierto. Ya estamos otra vez. Cada pocos meses, alguien prepara un nuevo fin del mundo. Les encanta. Esto no quiere decir que no pueda ocurrir. De hecho, va a ocurrir. Pero pueden pasar cientos, miles de años. Otra cosa es nuestra civilización como tal, pero eso es más previsible, dado el ritmo que llevamos. El fin de la civilización no supone el fin de la humanidad por supuesto, como hemos visto decenas de veces a lo largo de la historia.

El otro día hablaban de la última generación, la de mediados de los años ochenta, que puede recordar cómo era la vida antes de Internet. Si no tenemos cuidado, no pasará mucho tiempo hasta que veamos la última generación que recuerde cómo era la vida con Internet. Esas cosas pueden pasar. Y pasan.

Pero hoy vengo recomendado por un asteroide de unos 250 metros de diámetro aproximadamente (y no 400, como algunos dicen, eso quedó descartado ya), y que atraviesa la órbita de la Tierra dos veces al año. Este asteroide tenía una cierta probabilidad de caer sobre la Tierra en 2029, según los primeros cálculos que se hicieron cuando se descubrió, en 2004. Posteriores cálculos han limitado a “casi imposible” que en 2029, y luego en 2036, caiga sobre la Tierra. Los cálculos son cada vez más precisos, sencillamente porque cada vez está más cerca el año 2029. Y esto es como el tiempo para el fin de semana; cuanto más cerca estamos del sábado, más preciso es el pronóstico.

asteroide_caida
La caída de un gran asteroide es un espectáculo impresionante, al menos mientras no eres barrido por billones de toneladas de tierra y piedras

Leer más “Apofis y el problema de los tres cuerpos”

Manipulación para convertir mentiras en verdades

Cada día nos manipulan. Muchos dicen que son los medios de comunicación tradicionales. Sin duda, los medios tradicionales tienen mucho que decir a favor de sus intereses. Pero existe una cierta ética, una línea que no se traspasa, porque los periodistas profesionales saben que, si se cruza la línea, las consecuencias pueden ser catastróficas.

Los periodistas que han usado su poder para manipular más allá de una cierta tendencia política son, en muchos sentidos, los causantes de muchas de las peores situaciones que ha vivido la humanidad. No directamente, pero sí apoyando ideas extremas y conspiradoras cargadas de intereses particulares hacia un poder que, no pudiendo tomar el poder por la fuerza de la razón, lo toma por la fuerza de la manipulación. Ya lo dijo Joseph Goebbels: “Una mentira contada cien veces se convierte en verdad”. Goebbels fue el ministro de propaganda de la Alemania nazi.

Existe algo peor que eso: aquellos que usan el poder de la comunicación para contaminar la verdad y la realidad a favor de unos intereses propios. En ese sentido, me hace gracia cómo se habla de grandes líderes políticos, que no son más que corruptos hombres de negocios, o antiguos espías de oscuras agencias de información, acostumbrados a llevar a cabo los peores trabajos en las peores cloacas del terror, y que ahora se presentan como garantes de la libertad y la democracia.

Pero el ejemplo que traigo, en este vídeo de youtube, es un ejemplo. El vídeo explica que Obama ha traído de vuelta a todos los portaaviones americanos, dejando a Estados Unidos indefensa. Una mentira más para manipular la realidad. Pero el problema no es especialmente el vídeo, sino el grupo de gente que, en su ignorancia, dan por correcta la noticia.

El mundo deberá aprender a conocer la diferencia entre verdad y mentira si quiere crecer. Deberá aprender a ser consciente de que estas manipulaciones han de ser controladas y eliminadas. Y deberá formar a la población para que aprendan a reconocer a estos impostores y manipuladores. Entonces las sociedades tendrán una oportunidad.