Literatura: tratamiento de personajes secundarios

El otro día hablé de los buenos y los malos, los personajes principales de una novela o relato, y cómo se desarrollan sus interacciones y sus aspectos literarios en base al modelo de obra que queremos crear. Vimos que algunos personajes «malos» son tan interesantes que pueden eclipsar a los «buenos», y vimos cómo trabajar su naturaleza en base a su personalidad.

Hoy me gustaría complementar ese texto con unas reflexiones sobre los personajes secundarios. Mi hermana, que es capaz de destruir mis más elaboradas ilusiones y fantasías con sus toques de realidad claros y directos, me dijo hace un tiempo, en relación a la novela «Las entrañas de Nidavellir»: «Ya sabía lo que iba a ocurrir con Darío». Ella sabe cómo hacerme sufrir, sin ninguna duda. Y disfruta con ello.

pluma-papel

Continuar leyendo «Literatura: tratamiento de personajes secundarios»