Escenario, teclados y tacto, un mundo de sensaciones

Hoy vengo contento y orgulloso porque, después de una larga espera, por fin tengo un nuevo portátil con el que escribir. El anterior dijo “basta”, y me dio una patada en el trasero, mandando mis sueños de escritor ambulante al infierno. Pero heme aquí que yo, que he escrito el 90% de mis libros fuera de casa, por fin he derrotado al destino, y puedo, por fin, volver a escribir en los lugares más insospechados del planeta.

En mi caso el ordenador no es solo una herramienta de escritura, al contrario: me gano la vida con la informática. Por ello debo comprar ordenadores que me permitan trabajar y llevar a cabo mis tareas. Pero no descuido, ni por un momento, lo que me va a permitir escribir ese ordenador. Siempre lo tengo en cuenta.

Así puedo decir que la tercera parte de “La estrella de Kítezh” estará lista la semana que viene. La primera parte la puede leer en este enlace.

macbookair_2020
Mi nuevo ordenador, en mi cafetería preferida para la literatura

Leer más “Escenario, teclados y tacto, un mundo de sensaciones”