LA NASA le manda un mensaje a SpaceX y Elon Musk

En la anterior entrada comenté que Elon Musk, el presidente de SpaceX, debería dejar de hacer anuncios fantásticos e increíbles sobre quimeras y sueños sin una base sólida.

Hoy, la NASA ha publicado un escueto comunicado sobre el anuncio de SpaceX de mandar dos turistas a la Luna, dejando bien claro que SpaceX tiene unos compromisos con la NASA, en forma de transportes para la Estación Espacial Internacional, y en el diseño de una cápsula para transportar personal a la misma estación espacial.

Dicho de otro modo: la NASA le pide a SpaceX que se concentre primero en hacer el trabajo pendiente, antes de empezar nuevas aventuras que se alejan de los contratos que debe cumplir escrupulosamente con la agencia espacial americana.

Nadie le niega a SpaceX, y a Elon Musk, hacer los anuncios que estime oportunos. Pero si esos anuncios comprometen los imprescindibles contratos que tiene con sus clientes, es normal que los clientes se preocupen. Y mucho.

Algunos dirán que la NASA teme tener un competidor a la Luna. No. No se trata de eso. Lo que la NASA teme es tener una empresa que no cumple con sus obligaciones. Y ese es un tema muy serio.

Un pequeño toque de atención de la NASA a SpaceX en lo que creo es una clara maniobra para que empiece a trabajar en lo que tiene que hacer, y deje a los turistas tranquilos hasta, por lo menos, asegurar que tiene los medios, el tiempo, el dinero, y los conocimientos, para llevarlo a cabo. Y eso no será posible en 2018, de eso estoy completamente seguro.

nasaLogo-570x450

 

Anuncios

De la Tierra a Marte, billete de solo ida: las ideas de Elon Musk

Retomo el tema del que hablé en su momento, la aventura del viaje a Marte que promete Elon Musk, por nuevos datos relacionados con la explosión del cohete que lo destruyó por completo. Vamos con los hechos.

El señor Elon Musk es el presidente de Tesla Motors, la famosa fábrica de coches eléctricos. También de SpaceX, la empresa que pretende llevar a cien seres humanos a Marte en un viaje de solo ida. Ya hablé de este asunto en el pasado. Y ya dije que, a diferencia de otros, que lo encumbran como a un genio del progreso, yo tengo una opinión bastante más reservada. Es un visionario del espacio, es cierto. Pero tiene la vista nublada. Ve el futuro, pero no ve los problemas, solo ve cómo su figura crece, y cómo su voz se convierte en el faro que guía a la humanidad. Y siempre me han preocupado esos hombres y mujeres que se erigen en guías mesiánicos  de la especie humana, y que nos señalan el camino del triunfo. Un camino en el que ellos ganan porque otros dan su vida para ello. ¿Exagero? No lo creo. Tengo mis razones, que comentaré a continuación.

Vamos a los hechos. El pasado 1  de septiembre, un cohete con un satélite de Facebook explotó en tierra, en un momento en el que no se estaba realizando ninguna operación especial.

spacex

Leer más “De la Tierra a Marte, billete de solo ida: las ideas de Elon Musk”

El espacio, la última frontera comercial

¿Inversión pública o privada? ¿Deben ser los gobiernos los que inspiren el desarrollo de la ciencia y la investigación, o deben ser las empresas privadas? Según tendencias políticas de cada uno, el porcentaje irá de uno a otro lado en cada caso. Y, como suele ocurrir tantas veces, cada opción tiene sus ventajas y sus desventajas. La inversión pública y los resultados que se obtienen de la misma deben revertir en todos, aunque no siempre es así. La inversión privada debe crear empresas modernas, competitivas y eficaces, que creen puestos de trabajo, aunque no siempre es así.

Y, en el caso que nos concierne, cuando dos empresas privadas han comenzado una carrera por ver quién tiene el cohete más grande, más potente, más sofisticado, entramos una vez más en la competencia clásica entre empresas, como pueda ser Sony con su Playstation frente a Microsoft y su Xbox, o Apple con su iPhone frente a Samsung y sus Galaxy, por poner dos ejemplos entre muchos. Vamos a verlo a continuación.

new-glenn-large2-980x631

Leer más “El espacio, la última frontera comercial”