A veces los sueños de la razón producen monstruos

SpaceX ha conseguido un hito importante: reutilizar la primera etapa de un cohete, en un segundo lanzamiento. El mérito consiste en que esa primera etapa, una vez ha terminado su tarea de impulsar la carga útil al espacio, vuelve a la Tierra, y se posa en el suelo suavemente. Así, se puede recuperar, y volver a usar. Eso naturalmente quiere decir que se está ahorrando mucho dinero al poder reutilizar el material.

Esta técnica es muy meritoria, aunque, no lo olvidemos, no es perfecta, y se han perdido algunos cohetes, que no se han posado correctamente. Pero las técnicas y los procedimientos mejoran, y cada vez son más eficientes y seguros. Sin duda, un gran éxito de ingeniería de SpaceX.

¿Qué tiene esto que ver con los planes de SpaceX de ir a Marte? Al parecer, mucho. Gwynne Shotwell, presidenta de SpaceX (Elon Musk es el dueño de la compañía) ha dicho que ya se puede ir pensando en comprar los billetes para ir a Marte en el año 2024. Y, probablemente, no volver nunca a la Tierra.

SpaceX sigue insistiendo en su idea del viaje a Marte a través de estos logros, que son innegables. Pero insiste en dos ideas. Primero: no se garantiza el regreso (el proyecto no tiene en cuenta el combustible para la vuelta). Segundo, confían en que los tripulantes estén dispuestos a morir por el proyecto (según palabras del propio Elon Musk).

SpaceX es el ejemplo casi perfecto de personalidades que, con esfuerzo y sacrificio y mucho trabajo, han logrado grandes éxitos, pero que quedan embelesados y maravillados por sus logros, soñando con nuevos éxitos que están muy, muy lejos de convertirse en realidad. La NASA tiene un proyecto serio para ir a Marte: Orión. SpaceX tiene un vídeo y muchas ideas que no se sostienen por ningún lado.

Es evidente que, como exploradores, queremos éxito para SpaceX, y que diseñe un sistema real para el viaje a Marte. Pero las palabras grandilocuentes y las ofertas de billetes a Marte de solo ida no son una buena idea. Sí son una señal de emergencia de que alguien no está planificando bien las cosas en SpaceX.

Esto se suma a la idea de llevar dos turistas a la Luna en 2018, el año que viene, y sin tripulantes en la cápsula. Otro sueño que solo tiene la capacidad de llenar páginas de periódicos, y de asombrar a sus acólitos, que ven a SpaceX como una obra mística donde Elon Musk libera a la humanidad de sus cadenas. Y estos salvadores de mundos siempre me han preocupado, porque indefectiblemente terminan creyéndose su papel.

Claro que puedo estar completamente equivocado, y SpaceX va a cumplir el llevar a turistas en 2018, y a 100 personas a Marte en 2024, en un viaje de solo idea. Y que esa gente viva en Marte feliz y contenta el resto de sus días. Pero, incluso si es así, yo prefiero esperar al billete de vuelta. Ese sí lo compro. Seguro.

spacex-falcon-dragon-crew-capsule-art

Anuncios

LA NASA le manda un mensaje a SpaceX y Elon Musk

En la anterior entrada comenté que Elon Musk, el presidente de SpaceX, debería dejar de hacer anuncios fantásticos e increíbles sobre quimeras y sueños sin una base sólida.

Hoy, la NASA ha publicado un escueto comunicado sobre el anuncio de SpaceX de mandar dos turistas a la Luna, dejando bien claro que SpaceX tiene unos compromisos con la NASA, en forma de transportes para la Estación Espacial Internacional, y en el diseño de una cápsula para transportar personal a la misma estación espacial.

Dicho de otro modo: la NASA le pide a SpaceX que se concentre primero en hacer el trabajo pendiente, antes de empezar nuevas aventuras que se alejan de los contratos que debe cumplir escrupulosamente con la agencia espacial americana.

Nadie le niega a SpaceX, y a Elon Musk, hacer los anuncios que estime oportunos. Pero si esos anuncios comprometen los imprescindibles contratos que tiene con sus clientes, es normal que los clientes se preocupen. Y mucho.

Algunos dirán que la NASA teme tener un competidor a la Luna. No. No se trata de eso. Lo que la NASA teme es tener una empresa que no cumple con sus obligaciones. Y ese es un tema muy serio.

Un pequeño toque de atención de la NASA a SpaceX en lo que creo es una clara maniobra para que empiece a trabajar en lo que tiene que hacer, y deje a los turistas tranquilos hasta, por lo menos, asegurar que tiene los medios, el tiempo, el dinero, y los conocimientos, para llevarlo a cabo. Y eso no será posible en 2018, de eso estoy completamente seguro.

nasaLogo-570x450