Lo hacemos por su bien

Todo empezó hace unos días, justo cuando comenzaba la primavera boreal de este año de 2029. Tras la llegada de las comunicaciones 5G en 2019, hubo tal explosión comercial de aparatos electrónicos interconectados que, de un modo u otro, todos querían demostrar sus capacidades empleando las nueva redes de velocidades casi ilimitadas.

Toda la población se vio abrumada ante un despliegue tecnológico sin precedentes. Si el periodo 2007-2019 fue el de los “smartphones”, el periodo 2019-2029 fue el de la comunicación total de cualquier elemento inimaginable con cualquier elemento inimaginable, donde el móvil solo era una pieza más. Además, el inicio de la integración de las tecnologías del móvil en el propio cuerpo, con la ayuda de la realidad virtual y la realidad aumentada, estaban convirtiendo a la humanidad en una colectividad conectada veinticuatro horas al día, siete días a la semana, sin interrupción alguna.

Muchos de esos instrumentos adaptados y conectados al organismo y a las redes tenían como finalidad el control de la salud. Las antiguas cintas de muñeca y relojes con controles biométricos habían dado paso a instrumentos realmente sofisticados, que monitorizaban constantemente y con detalle todas las funciones más importantes del ser humano. Cada vida era controlada y monitorizada, y los sistemas de predicción de enfermedades empezaron a ser exigidos por las compañías aseguradoras, que de este modo ahorraban millones previniendo enfermedades caras de sus pacientes, y no asegurando a personas susceptibles de enfermar en un futuro, mientras seguían cobrando sus cuotas. Esto provocó que se disparasen sus beneficios.

heartbeat

Leer más “Lo hacemos por su bien”