Fisiología y propiedades de los “Escritores Astérix”

Muchos de los amables lectores que puedan estar leyendo este texto, habrán oído, o también leído, alguna de las historias de Astérix, el famoso galo que, junto con su amigo Obélix, resistían en un pueblo galo la invasión del Imperio Romano, en el año 50 a.C. Muchos crecimos leyendo aquellos maravillosos libritos, que además de ser tremendamente entretenidos, nos introducían en la historia antigua de Roma y de la vida de los pueblos de aquellos tiempos. Con abundantes anacronismos por supuesto, pero eso le daba un toque surrealista divertido y muy ocurrente.

¿Qué tiene esto que ver con los escritores? Es más: ¿qué es un “escritor Astérix? En aquellos libros, un pequeño pueblo resistía a Roma gracias a una pócima mágica del druida del pueblo. Gracias a eso, siempre conseguían seguir siendo un pueblo rodeado, pero libre.

De algún modo, los escritores Astérix son ese tipo de creador que resiste incansable las enormes dificultades de escribir cuando editoriales y la mayoría de lectores le ignoran. Pero atención, con un secreto: tienen una pócima mágica: sus libros. ¿Y qué poder tiene esta pócima mágica de estos escritores? Que atrapan a un pequeño, pero extremadamente fiel, grupo de lectores. Vamos a verlo.

albaflorio

¿Qué son, entonces, los escritores Astérix? Son escritores que resisten el paso del tiempo creando nuevos libros, y que disponen de un grupo muy pequeño de lectores, pero que, sin embargo, son fieles a ese escritor, esperando su próximo trabajo, su próxima obra. Ello lleva a esos escritores Astérix a seguir adelante. A resistir el paso del tiempo, a ser ignorados por la mayoría de lectores, y por las editoriales.

¿Qué características tienen los escritores Astérix? Son tenaces y constantes. Trabajan preparando siempre su nueva obra, con cariño, con esfuerzo, poniendo todo su ser en cada texto. Viven de la ilusión de ser creativos, de poder llevar a cabo la realización de una nueva obra que pueda añadirse a su colección. Y, sobre todo y especialmente, reciben el cariño de lectores de cualquier parte del mundo, de cualquier edad y condición, dándole el impulso definitivo para no dejar de escribir nunca.

Los escritores Astérix son, por lo tanto, supervivientes de una época donde la literatura es un reducto minúsculo de la minúscula cultura de nuestras sociedades, pero que, sin embargo, no se amilanan por ello, y siguen adelante. No escriben textos comerciales, ni les importa. Escriben para sus lectores, escriben con el corazón, y escriben con paciencia y delicadeza, como el orfebre que talla con milimétrica precisión el diamante que ha de brillar durante siglos. Son escritores, en definitiva, que viven porque tienen un apoyo minúsculo en número, pero gigantesco en cariño y soporte. Son apasionados de dar al lector una nueva historia, que no está tamizada para venderse en un centro comercial, sino para ser colocada en una estantería como un tesoro que debe guardarse y amarse.

Yo he tenido la fortuna de conocer, a lo largo de mi vida, a escritores Astérix. Siguen ahí, a pesar de las muchas dificultades, escribiendo, contando historias vivas y personales, volcando sus sueños y emociones en un papel. Algunos son padres de familia con muchos problemas de todo tipo, pero buscan su hueco para escribir. Algunos son lobos solitarios que viven en condiciones precarias, pero no sueltan su pluma y su papel ni por todo el oro del mundo. Algunos son, simplemente, personas que han sido apartadas de la sociedad, porque no. encajan en los modelos que se estiman como correctos en forma y en fondo. Personas que son acusadas de ser antisociales, cuando, con sus libros, están contribuyendo a enriquecer la sociedad como pocas personas pueden hacerlo.

¿Eres tú un escritor Astérix? Piénsalo bien. ¿Recibes, aunque sea muy de vez en cuando, una luz brillante en forma de comentario de un lector? ¿Aunque sea una palabra diciendo que tu trabajo merece la pena? ¿Que el esfuerzo ha valido la pena? ¿Que alguno de tus libros le ha cambiado la vida? Entonces, mi estimado escritor, no tienes un lector solamente; tienes un tesoro en tus manos. Tienes una joya de un valor incalculable. Un lector que te escribe para comunicarte cómo su libro le ha llegado al corazón es el tesoro más grande que puedas imaginar.

Que sea esa tu fuente de energía para seguir escribiendo. Olvida todo lo demás. Olvida que te ignoran. Olvida que las editoriales no contestan. Olvida que tu blog tiene cinco lecturas semanales. Olvida que no aparecen tus libros prácticamente en ninguna mención en el google. Porque Google puede guardar las palabras escritas; pero no guarda los sentimientos que albergan tus lectores en su interior. Y ese google está lleno de referencias a tu obra. Y a ti.

Si no puedes ser un escritor famoso, sé un escritor Astérix. Y resiste incansable al invasor que quiere tapar tu camino y enterrar tus sueños literarios. Resiste, con la poción del entusiasmo y de esos lectores que te apoyan. Y vencerás. Tarde o temprano, vencerás. Porque habrás llenado de vida los sueños de un puñado de lectores. No son muchos. Pero son tus lectores.

Y esa, en verdad, es la mejor poción que pueda tomar cualquier escritor a lo largo de su vida.

 

Anuncios

2 comentarios en “Fisiología y propiedades de los “Escritores Astérix””

  1. Soy un escritor “Asterix”. Pocos leen mis libros pero, escribí hasta que terminé mi saga.

    1. De eso se trata efectivamente. El valor de terminar una obra es inmenso, dar el primer paso no es fácil, pero dar el último es muy difícil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s