Memento mori, pero qué memento

No quería molestarles con más cosas personales ahora que llega la navidad, pero la verdad es que me he alegrado al saber que, en la red literaria Entreescritores, que he visitado hoy para ver cómo andaba aquello, he visto que estoy en el ranking de escritores en la primera posición. La verdad es que ha sido una sorpresa muy agradable, teniendo en cuenta que son los lectores los que votan, y por lo tanto, subir y escalar posiciones se consigue mediante esos votos. Y algunas coacciones y visitas al estilo de “El padrino”, pero eso queda feo decirlo.

Pero, hablando en serio, quiero agradecer a los lectores de Entreescritores ese apoyo que siempre me han brindado. Actualmente son dos las obras que tengo allí, y puedo decir que “La Luz De Asynjur” se encuentra en primer lugar en las categorías de Fantasía y relatos. “La leyenda de Darwan” se encuentra en sexta posición en la categoría de ciencia ficción. De ambos libros pueden leer las opiniones de los lectores.

Nada más. El próximo artículo en el  blog será algo polémico, y puede que me detengan los de la CIA, y me lleven a la cárcel, por explicar cómo engañar a esas dichosas cámaras de reconocimiento que se están poniendo de moda para controlar hasta el último de nuestros movimientos. Así que aprovecho para despedirme hasta dentro de 30 años cuando me suelten. No olviden mandarme galletas. O mejor cerveza. Muchas gracias.

primera_posicion

 

Lectores: cómo realizar una buena crítica

Normalmente suelo dirigirme a los autores cuando hablo de técnicas literarias, escritura de libros, y esas cosas. Hoy quisiera dirigirme a los lectores, que yo también soy por supuesto, para dar una idea de una cuestión fundamental: la crítica literaria, o la reseña literaria, como lo quiera llamar.

Y es que, como lectores, tenemos una responsabilidad con la persona que está detrás de las letras, y de una obra. Al menos yo lo veo así. Y, como lo veo así, creo que tenemos que partir de algunos principios fundamentales, para poder realizar esas reseñas literarias del mejor modo posible.

pen
Lectores y escritores, todos tenemos una responsabilidad para con las obras literarias.

Leer más “Lectores: cómo realizar una buena crítica”

Clasificando literatura y escritores

Vamos con una nueva entrada en la línea de los textos anteriores que he ido preparando sobre el mundo de la literatura, los escritores y los libros. Términos que parecen descontextualizados en este siglo XXI tan tecnificado, donde la imagen lo es todo. Pero la palabra siempre tendrá su sitio, y aunque las librerías cierran y las bibliotecas se vacían, afortunadamente sigue habiendo muchos aficionados a leer. Y a escribir. Pero aquí viene una pregunta conflictiva: ¿se puede considerar que todos los que escriben son escritores?

Este texto es una reflexión personal. Su origen son algunos comentarios que algunas personas han vertido sobre mí y mi propensión a hablar de literatura a la menor oportunidad. Y, en ese entusiasmo, puedo dar una imagen equivocada de cómo veo el mundo de la literatura y los escritores. Este texto pretende aclarar eso. Si eso es posible claro.

laleyenda_libros

Leer más “Clasificando literatura y escritores”

Mundos de ayer y de hoy

Nota: este texto es una introspección personal.

Uno de los signos más claros de que estoy en la etapa final de mi vida es el comportamiento de la gente a mi alrededor. En el tren, o en el metro, la gente se ofrece amablemente a cederme su asiento. Dos veces me ha ocurrido recientemente, y en la segunda han insistido tanto que casi me he visto obligado a aceptar.

Han pasado los años, y eso se ve y se nota, y quizás yo tenga una parte de responsabilidad, por haber vivido tantos años. Si me hubiese muerto, digamos, con cuarenta años, no habría tenido que pasar por esta situación de ver cómo me ceden el asiento. Pero no me morí con cuarenta años, y ahora estoy terminado y decrépito. Las veces que he pasado por el hospital y las tres ocasiones en las que casi dejé este mundo no ayudan, es evidente.

galaxia
Las estrellas son el camino para encontrarnos con nosotros mismos, mirarlas es mirar nuestro pasado, y nuestro futuro

Leer más “Mundos de ayer y de hoy”

Acosadores literarios, cómo acabar con ellos

Pongámonos en situación. Estoy en casa, concentrado en algo importante y crítico, por ejemplo, la Playstation. Y, de repente, recibo un curioso mensaje por correo. Pongo el juego en pausa, miro el misterioso correo, y, ¡vaya! Es un acosador literario, que me dice que, si no adquiero ahora su libro en oferta en Amazon, es porque estoy completamente loco. Entonces suspiro, miro con odio la foto del autor y de su libro, y decido que tengo que hacer algo. ¿Es delito acabar con los acosadores literarios? Espero que no, porque tengo varios cuerpos en la despensa.

Bueno, hablando en serio: ¿cómo acabar con los acosadores literarios? Vamos a hablar de acosadores literarios, y vamos a ver dos ejemplos de blogs que no han necesitado para nada acosar a nadie para convertirse en un éxito. Lo cual demuestra que se puede brillar con luz propia si el trabajo es duro, honesto, y riguroso. Es decir, el secreto de toda la vida, pero aplicado al siglo XXI. Nada más, y nada menos.

lee_mi_libro

Leer más “Acosadores literarios, cómo acabar con ellos”

Endorfinas y síndrome de abstinencia literario

Hoy vamos a dar otro paseo por el mundo de las letras. Hace ya un tiempo que inicié un listado de artículos sobre el apasionante, desquiciante, y abrumador mundo de la palabra escrita, y de cómo atrapa las mentes de los escritores, y luego de los lectores, de una forma sutil y compacta, hasta que nos vemos arrastrados a escribir, y a leer, hasta sucumbir por el sueño, el cansacio, y el agotamiento. Nunca por el tedio, excepto si se lee “Cincuenta sombras de Grey” claro. Siempre hay excepciones.

¿Y a qué se debe esa pasión desatada por las letras? Son las traicioneras endorfinas. El mayor invento de la historia, y origen de muchos de los pecados de la humanidad. Pero pecados que merece la pena cometer de vez en cuando. Vamos a verlo.

escribir

Leer más “Endorfinas y síndrome de abstinencia literario”

Mueren las librerías, no los libros que viven en ellas

Las sorpresas que depara la vida son a veces grandes, y a veces, son pequeños detalles que impresionan, y que dejan una profunda huella en el alma. A veces, los detalles más pequeños y más nimios se convierten en los ejes centrales de nuestras vidas. Una mirada. Una sonrisa. O una perdida librería.

Iba yo recientemente por la Gran Vía de Barcelona, caminando taciturno como siempre, cuando de pronto me encontré con una imagen, la cual pueden ver adjunta en esta entrada. Tomé la foto, porque la imagen hablaba por sí misma. Y decía:

Un libro: 3 euros. Dos libros: 5 euros. Cinco libros: 10 euros.

libreria

Leer más “Mueren las librerías, no los libros que viven en ellas”