Mueren las librerías, no los libros que viven en ellas

Las sorpresas que depara la vida son a veces grandes, y a veces, son pequeños detalles que impresionan, y que dejan una profunda huella en el alma. A veces, los detalles más pequeños y más nimios se convierten en los ejes centrales de nuestras vidas. Una mirada. Una sonrisa. O una perdida librería.

Iba yo recientemente por la Gran Vía de Barcelona, caminando taciturno como siempre, cuando de pronto me encontré con una imagen, la cual pueden ver adjunta en esta entrada. Tomé la foto, porque la imagen hablaba por sí misma. Y decía:

Un libro: 3 euros. Dos libros: 5 euros. Cinco libros: 10 euros.

libreria

Leer más “Mueren las librerías, no los libros que viven en ellas”

Anuncios

Cómo conseguí que aquel editor publicara mi libro

Era una noche oscura y tormentosa. Y allí estaba yo, el escritor fracasado, Peter Kratky, sentado en mi vieja mesa, con aquella pata rota que se sostenía con un viejo volumen de un antiguo libro de un autor desconocido. La útima cerveza se había acabado hacía dos horas, y el último cigarro era un reguero de ceniza sobre la mesa y la silla.

Así que me levanté de un salto, acudí a la nevera, y la abrí, encontrando lo que ya sabía: aquel espacio estaba más vacío que la cabeza de una ameba.

Aquello tenía que acabar. Tenía doce libros escritos, y ninguno publicado. Había gritado, había rogado, me había arrodillado ante aquel editor, que tiempo atrás me lanzó mi primer manuscrito al rostro, diciéndome a la cara, mientras mantenía una sonrisa torcida:

thompson

Leer más “Cómo conseguí que aquel editor publicara mi libro”

Editoriales: qué son y para qué sirven

Las editoriales ya no son lo que eran. Aunque, en realidad, nada es ya como era. La pregunta fundamental es: ¿qué es lo que ha cambiado, en el mundo de la literatura, y en la era de Internet? Todo. El modelo de negocio y venta en Internet con empresas como Amazon, y la total libertad para publicar que permite la red, han configurado un nuevo modelo de relación entre los escritores y los lectores.

Desgraciadamente, muchas editoriales no han sabido, o no han querido, adaptarse a este nuevo entorno, y han culpado a unos y otros de sus problemas. Pero este es el siglo XXI, y vivimos una revolución tecnológica y de relaciones completamente nueva. Quien no se adapta, pierde. Quien se adapta y sobrevive, gana. Es así de sencillo. Y así de claro. Y existen estrategias de supervivencia. Alcanzar a verlas, adaptarlas, y superar el siglo XXI, ese es ya otro tema. Vamos a verlo.

Snoopy

Leer más “Editoriales: qué son y para qué sirven”

Booktubers: cuando la imagen da paso a las palabras

Voy a hablar de booktubers, un fenómeno asociado claramente a Internet, y que ha generado una multitud de entusiastas amantes de los libros, dispuestos a analizar las mejores obras literarias que aparecen con todo lujo de detalle, en sus aspectos técnicos y literarios.

O no. Algunos casos parecen ser, es mi impresión personal, operaciones comerciales de las editoriales, que tienen enfrente a un colaborador que se dedica a publicitar sus libros, en una estrategia comercial que pretende acercar los libros que interesan de esa editorial a los lectores. La línea que traspasa la información de la publicidad encubierta es a veces muy delgada. Vamos a verlo.

booktubers

Leer más “Booktubers: cuando la imagen da paso a las palabras”

Editoriales oportunistas, el eterno debate

Hoy vuelvo a hablar de editoriales (sonido de película de terror y truenos lejanos).

Ya he hablado en otras ocasiones de ese mundo oscuro que se alimenta de pobres escritores distraídos, pero no comenté que existen empresas que, sencillamente, se dedican a aprovecharse del trabajo ajeno para su propio beneficio, y a las que ni siquiera se les puede otorgar la categoría de editoriales. Es un caso reciente el que voy a narrar que he vivido, pero esto se da con frecuencia, y por eso quisiera comentarlo aquí.

Que nadie me malinterprete. Hay buenas editoriales, pero últimamente han proliferado entidades que se hacen llamar así, y no lo son. Eso da muy mala imagen al sector, y las editoriales profesionales ven indirectamente dañada su imagen.

Bien, no voy a redactar una historia completa porque no quiero aburrir al lector, pero tengo todos los datos, detalles, y pruebas, en mi poder. En todo caso, eso es lo de menos. Lo importante es dejar constancia de los hechos.

editorialcienciaficcion

 

Leer más “Editoriales oportunistas, el eterno debate”

Este libro es una ruina; manual para escritores desesperados

Bien, ya hemos superado todos los obstáculos vistos en entradas anteriores para escribir un libro (dentro de muy poco habrá un pdf de descarga con todo el material reunido). Vamos a imaginar que hemos conseguido destacar por encima de los incontables libros que se publican diariamente. Hemos conseguido una editorial de las de verdad, de las de antes. De esas que hacen el trabajo de un editor. Y hemos logrado conseguir un grupo de interesados en nuestra obra. El mundo nos sonríe, las trompetas suenan, y los ángeles cantan odas a nuestra gloria eterna.

En esa situación, ha llegado el momento de la verdad: el momento de presentar el libro en cualquier evento literario, y mandarlo a imprenta. Dicha imprenta distribuirá nuestro libro ¡por todo el país! Incluso puede que por el extranjero, si la cosa funciona bien.

Snoopy

Leer más “Este libro es una ruina; manual para escritores desesperados”

Editoriales y el concepto de triunfo

Seguimos con la ronda de reflexiones para publicar un libro en unas condiciones adecuadas, y para hablar de esa cosa que se llama “triunfar”. Lo que se debe hacer se resume en un solo concepto: perseverar.

No es ninguna broma. La perseverancia es la que te puede llevar a triunfar, en cualquier aspecto de la vida. Por supuesto, también hay que aprender a retirarse a tiempo. Pero no debe uno dar media vuelta cuando hay señales que indican que el trabajo está dando sus frutos, incluso si son aparentemente escasos, cuando escalas peldaños, aunque sean muy pequeños. ¿Un nuevo lector? ¿Una nueva descarga? Son motivos suficientes para perseverar. Pueden llegar con cuentagotas, pero aunque una gota no llena un mar, te acerca al océano un poco más.

De todas formas, perseverar debe ser algo que tiene un límite por supuesto. Cuando se ve que las oportunidades y las sensaciones de que lo que hacemos ni tiene un espacio, ni lo va a tener, y eso es recurrente en el tiempo, lo mejor es dejarlo. El problema es que eso es fácil decirlo, muy difícil hacerlo. Van Gogh pintó toda su vida, y triunfó al final. Eso sí, tuvo que morirse. Algo que ocurre con demasiada frecuencia. La gente suele admirar a artistas anónimos, con poca o nula fama, pero esa misma gente no suele comentar ni apoyar a ese artista hasta que este se muere. La frase “qué gran artista ERA” se escucha en demasiadas ocasiones. Pero en fin, ese tema lo trataremos otro día.

gran_tema

Leer más “Editoriales y el concepto de triunfo”