Inyección de ilusión para diciembre y toda la vida

Me llega, en este último día de noviembre, un mensaje de una lectora, a cuya nieta le he dedicado el último relato que he preparado, “Somos los Hijos de la Tierra“. Y la verdad es que me ha emocionado, por sus palabras llenas de cariño y de entusiasmo. Desde aquí quiero agradecerle a ella sus palabras, y desearle lo mejor a ella y a su nieta, y a toda su familia, para que sigan adelante con ese entusiasmo y ese amor que siempre portan consigo. Y a la pequeña de la casa por supuesto, que es solo verla y contagia entusiasmo y alegría en el corazón de este quien escribe estas líneas.

La vida son momentos, y esos momentos debemos vivirlos con ilusión. Los malos, superarlos con pasión y con fuerza, y los buenos, disfrutarlos en toda su extensión, y llevarlos siempre en el alma. Y mirar siempre adelante. Siempre adelante. El pasado no debemos olvidarlo, pero no debemos vivir de los recuerdos que llenan nuestra mente, sino de las ilusiones y los sueños de un futuro mejor para nosotros y nuestros seres queridos. Esa es la clave de la vida. No es fácil por supuesto, pero debemos buscar ese camino cada día. Muchas gracias por sus palabras, y les deseo lo mejor. Este ha sido su comentario.

“GRACIAS por el tierno y maravilloso relato, no tengo palabras.
Me hizo llorar, sobretodo, por la ternura y sabiduría que encierra.
Una gran y buena reflexión, que el ser humano, tendría que prestar atención, para mantener a valorar cuánto el universo nos ofrece.

Muchísimas GRACIAS.

paz

Anuncios

Cuando descubres que escribir vale la pena

El oficio de escritor tiene fama de ser solitario y frío. Quizás por eso exista esa necesidad imperiosa por parte de los escritores de darse a conocer en cualquier lado, de cualquier forma, a cualquier desafortunado que se te cruce por delante, y tenga que aguantar una charla sobre tu último libro, antes de escabullirse por alguna esquina pidiendo socorro. Por eso, precisamente, suelo hablar muy pocas veces de mi trabajo literario. De hecho, solo para anuncios de salidas de libros y poco más.

Sin embargo, este fin de semana me he llevado una gran alegría ante el comentario de una lectora, que se ha atrevido a leer uno de mis últimos trabajos. Esta lectora es además una persona experta en el mundo de la literatura, con amplia experiencia como lectora, y con una muy buena reputación en la materia. Independientemente de que se deba valorar cada opinión por igual, cuando recibí el mensaje y vi que era ella, me temí lo peor; iba a despellejarme vivo y a usarme para decorar su ensalada.

Pero no. La sorpresa vino al leer el comentario, y sin duda, este texto es una de esas ocasiones donde sientes que el trabajo ha merecido la pena. Cosas así son las que le animan a uno a seguir adelante en este mundo parco y complejo de las letras. Porque las letras son mi vida, y sin ellas no soy nada. Muchas gracias a Maria del Carmen por sus palabras. Es una bonita forma de acabar el mes, sin ninguna duda.

maria_del_carmen

 

Un momento para la emoción

Todos los comentarios que realizan los lectores sobre la saga Aesir-Vanir son siempre bienvenidos. Los buenos, y los malos. Mientras se hagan con buena voluntad, yo estaré siempre encantado. Naturalmente prefiero las alabanzas a las críticas negativas, quién no. Pero todas son importantes para crecer a todos los niveles.

Por eso, cuando un lector, que además ha ido leyendo y comentando toda la saga sin excepción, se molesta en escribir lo que hoy ha escrito, no puedo por menos que emocionarme, y sentirme feliz por la saga. Sin duda, el viaje ha merecido la pena.

comentarioEEHelheim