Cuatro Dos Negro (I)

Segunda parte en este enlace.

“Cuatro Dos Negro” es la continuación de “Trece almas”, donde pudimos ver a Sandra en su primera operación. “Trece almas” se encuentra en Amazon y en descarga gratuita, y es un relato donde se comienza a perfilar el modelo psicológico y de comportamiento de Sandra, que luego se irá desarrollando en los posteriores libros de la saga Aesir-Vanir.

“Cuatro dos negro” quiere cerrar algunos aspectos que quedaron abiertos en “Trece almas”, e investigar un poco más en el desarrollo emocional primario de Sandra, algo en lo que llevo trabajando cinco años y nueve libros. Pero quedaba explicar el origen, el inicio fundamental. De ahí que me haya animado a escribir “Trece almas” y ahora este relato.

Este texto seguirá el mismo procedimiento que “Trece almas”. Se publicará en varias partes, y luego se convertirá en libro en Amazon, estando también disponible de forma gratuita aquí, en el blog. Cada cual podrá escoger la opción que estime más conveniente. Muchas gracias.

cuatro_dos_negro
Cuatro Dos Negro – Saga Aesir-Vanir

Leer más “Cuatro Dos Negro (I)”

Imposibles ficticios. Hoy: Alien y la relatividad general

Vamos ya con el tercer episodio de “Imposibles ficticios”, en el que dejamos el universo de Star Trek, y nos sumergimos en el universo de “Alien: el octavo pasajero”, y sus secuelas. Para los que no la hayan visto, las películas de la saga Alien son una sucesión de bichos que quieren acabar con la teniente Ripley como sea. Pero ella resiste siempre a los “xenomorfos”, y de hecho está catalogada como una de las heroínas del cine americano.

Hay varios imposibles ficticios en estas series de películas, vamos a ver el primero de ellos.

Decía el personaje de Ripley en “Aliens: el regreso”, la segunda película de la saga Alien, que “había quedado con su hija para su undécimo cumpleaños”. Esta frase la dice, eso sí, en la versión extendida de la película, la cual recomiendo frente a la versión cinematográfica. La hija se llama Amanda Ripley, y luego fue protagonista de un videojuego.

Hay un problema con esta frase que dice la teniente Ripley. En realidad, si Ripley hubiese llegado a la Tierra en la película original, sin pasar por el nivel 4-26 y bajar a aquel fatídico planeta, hubiese celebrado el décimo cumpleaños de su hija, no el undécimo. O el noveno. O esta no habría nacido. ¿Por qué? Porque en la saga Alien se da otro “imposible ficticio”, con una paradoja temporal. Vamos a verlo.

alien956
La nave Nostromo de “Alien: el octavo pasajero” es un carguero estándar con material para ser refinado, procedente probablemente de una minería

Leer más “Imposibles ficticios. Hoy: Alien y la relatividad general”