Fragmento de “La leyenda de Darwan IV: Idafeld” y reflexión

Este es el prólogo y primer capítulo de “La leyenda de Darwan IV: Idafeld”, Libro XIII según el orden general establecido de la saga Aesir-Vanir, y XV según el orden de lectura, que completará la saga de quince libros, siendo los dos últimos posteriores numéricamente, pero no en cuanto al desarrollo del relato.

“Idafeld”, ambientado tras los sucesos de “La leyenda de Darwan III: los dientes de Fenrir” y “La insurrección de los Einherjar II: el retorno de los dioses” ve culminar la historia de las dos ramas de la humanidad, unidas de nuevo tras cuatro mil millones de años de desarrollo por separado. Ambos grupos son humanos, no descendientes de humanos, por las razones que se explican en los libros. Y ambos grupos tendrán que entender que, sin embargo, su desarrollo ha creado diferencias fundamentales, con principios y filosofías que enseguida serán el foco de un conflicto creciente e inevitable.

Voy a centrarme en terminar este libro, que será bastante corto con relación a los demás, 250, 300 páginas, porque no quiero extenderme demasiado, tal como ocurrió con la trilogía de La leyenda de Darwan, que son libros cortos de lectura rápida. La saga estará así acabada, en el sentido de que la historia quedará explicada totalmente. 

La versión reducida de la saga, es decir, los libros imprescindibles para conocer los aspectos principales de la misma, quedaría conformada por lo tanto por estos libros, y en este orden:

  1. Trilogía de La leyenda de Darwan.
  2. Operación Fólkvangr.
  3. La insurrección de los Einherjar (I y II),
  4. La leyenda de Darwan IV: Idafeld (este libro).

Yo, de todas formas, añadiría los dos libros de “Las entrañas de Nidavellir”, porque se introducen elementos importantes también, y la lectura de los mismos se situaría entre el 2 y 3. De hecho en estos libros se encuentran por primera y única vez las dos protagonistas de la saga: Sandra, y Helen.

Aunque este primer capítulo podría tener alguna modificación posterior, básicamente lo que leen aquí es lo que se publicará cuando termine la obra. Ah, y muchas gracias por estar ahí, a los nuevos, y a los veteranos. Y a los que pasaban por aquí y se han interesado en esta entrada. Todos son bienvenidos al futuro de la especie humana.

La leyenda de Darwan1_cuadrado

Leer más “Fragmento de “La leyenda de Darwan IV: Idafeld” y reflexión”

Un poco de humor en La leyenda de Darwan

¿Cuánto caos puede haber en un disco duro? Si la entropía de un agujero negro tiende a infinito, ¿la de un escritor puede llegar a superarla? Probablemente.

El caso es que, trasteando entre los cincuenta discos duros que tengo por ahí con quinientas versiones de mil documentos de los libros, me he encontrado una imagen de mi amigo y compañero A. R. Cano, el dibujante y pintor responsable de las portadas de “La leyenda de Darwan”. Se trata de un sencillo y divertido comic relacionado con una escena de “La leyenda de Darwan III: los dientes de Fenrir”, en la que un tripulante se dirige a Helen, a la que llaman “Freyja”, y que es una de las dos protagonistas de la saga Aesir-Vanir (siendo la otra Sandra).

Las tripulaciones de las naves están compuestas por grupos heterogéneos de personas de todos los países, pero es cierto que tienden a reunirse en naves con culturas que le son afines. Por ejemplo, la “Charles de Gaulle” contiene grupos importantes de personas de origen francés. Esto no se explica en los libros, pero se intuye aproximadamente.

En base a eso, Cano dibujó esta pequeña broma de la “nave española”, que parece descuidar sus tareas de defensa de la flota porque están entretenidos en otros temas.

Un pequeño y muy querido documento que quería traer aquí para conservar, y como homenaje a la paciencia que tuvo conmigo durante el diseño de las portadas.

Mientras tanto, sigo con la escritura de los relatos restantes del Libro XII, tarea que está siendo bastante complicada por la falta de tiempo que siempre sufrimos en esta vida atareada que todos llevamos. Espero publicar el siguiente relato, “La caída de los dioses I”, a lo largo de la semana si no explota mi cabeza en el camino.

En este enlace se pueden ver algunos trabajos de A. R. Cano. Muchas gracias.

gol