Categoría: Libro XV – Idafeld

Senderos de mortales, senderos de inmortales

Nuevo fragmento de “La leyenda de Darwan IV: Idafeld”, Libro XV y último de la saga Aesir-Vanir. El fragmento anterior puede leerse en este enlace. Espero disculpen la alta tasa de publicaciones relacionadas con este libro, pero es la única forma de que lo…

Hermanos de sangre

Nuevo fragmento de “La leyenda de Darwan IV: Idafeld”, Libro XV y último de la saga Aesir-Vanir.  Este fragmento tiene dedicatoria además. Está dedicado a dos lectoras del blog. La primera: Rosa Boschetti, por haberse declarado fan incondicional de Helen Parker, una de las…

El lobo y la diosa

Nuevo fragmento de “La leyenda de Darwan IV: Idafeld”, Libro XV y último de la saga Aesir-Vanir. Este libro tiene la curiosidad de que no está siendo escrito de forma lineal. Como suele ocurrir generalmente en el cine, en el que las escenas no…

Reencuentros en la Eternidad

Cambio de planes, de nuevo. ¿No es la vida aquello que planificamos para que luego sea modificado por obra y arte del caos? En cualquier caso, mi trabajo con “La leyenda de Darwan IV: Idafeld” se está convirtiendo en un viaje místico a un…

Idafeld y las promesas incumplidas

Una de las expresiones más asombrosas del ser humano es su capacidad para incumplir con su palabra, o directamente tergiversar la verdad. Cuando no mentir directamente. Algunos ejemplos son “te amaré toda la vida”, “te pagaré mañana”, sin olvidar el clásico y famoso “esta…

La cámara de suspensión animada

Este es el último fragmento que publicaré de “La leyenda de Darwan IV: Idafeld” antes de su publicación. A diferencia de otros trabajos, este libro no se publica por etapas. La ventaja es que puedo cambiar capítulos anteriores sin romper la trama, algo muy…

Fragmento de “La leyenda de Darwan IV: Idafeld” y reflexión

Este es el prólogo y primer capítulo de “La leyenda de Darwan IV: Idafeld”, Libro XIII según el orden general establecido de la saga Aesir-Vanir, y XV según el orden de lectura, que completará la saga de quince libros, siendo los dos últimos posteriores…