Siete formas de hacer realidad el Apocalipsis (más bonus)

El fin del mundo se acerca. ¡Arrepentíos, pecadores! Cada seis meses surge en Internet la enésima profecía del fin del mundo. Algunas han sido hasta televisadas. Y luego, claro, queda en nada, hasta la siguiente.

Todas las mitologías tienen algunos puntos en común, y uno de ellos es que siempre definen un fin para el mundo, aquel en el que se desarrollaron claro. Los libros sagrados son esencialmente el resultado de los miedos, los sueños, y las pesadillas de los pueblos que los escribieron. Cada mitología nace del pueblo que le dio forma, y cada mitología se adapta a la cultura que la sigue y adora. Los dioses son el reflejo de las ambiciones humanas que nunca podrá alcanzar.

Ese fin del mundo se define como un final para todo cuando existe. Se producirá algún tipo de situación límite, sea un juicio, sea simplemente que el lobo-monstruo Fenrir se libera de sus cadenas, para comenzar una cadena de acontecimientos que den fin al universo como lo conocemos. Luego, también según cada mitología, se produce el fin de todo, o un nuevo ciclo, como el universo de Idafeld de la mitología escandinava, donde dioses y mortales vivirán en paz y armonía. En otras religiones los fines son los que soñaron aquellos hombres y mujeres de sus tiempos y formas de entender la vida.

Pero tenemos que entender que sí puede haber un final, y que, de hecho, el final es inevitable. Hemos visto sociedades muy poderosas caer en el pasado, y nosotros no tenemos nada en especial que nos haga diferente. Creemos, como creyeron aquellos pueblos del pasado, que nunca dejaremos de existir. Pero las civilizaciones, como los mortales, ceden a su caos final, y desaparecen para siempre. Luego llega una nueva sociedad, hasta que llegue la última. ¿Cómo sucederá? Aquí hablaremos de eso. Pero sin mitos ni dioses.

tierra_fuego El Apocalipsis de San Juan es el libro que describe el final del mundo, en un texto muy complejo, lleno de metáforas y símbolos que he querido reflejar en esta composición

Leer más “Siete formas de hacer realidad el Apocalipsis (más bonus)”

Operación Fénix: informe final

Día 1.

¿Está grabando este trasto? Sí. Parece que sí. Esta grabación la hago sobre todo por ti, Anya. Tú odiabas la tecnología. Decías que lo que no hace directamente la mano humana no tiene la esencia del ser humano. Y carece del espíritu que da vida a una obra.

Siempre fuiste una romántica. Y yo siempre te salía con alguna explicación técnica metafísica sobre el futuro de la humanidad. Solo que ese futuro no era tal. Creo que tengo que darte la razón. Al menos, en tu idea de cómo hemos usado esa tecnología.

Pero me estoy desviando. Debo centrarme. Por ti. Y por las generaciones futuras. Que cuentan con nosotros para crear un nuevo mundo mejor.

mother2

Leer más “Operación Fénix: informe final”

Júpiter y su eterna lucha a favor de la humanidad

“La Tierra es nuestro hogar. Y es un lugar maravilloso. ¿Para qué buscar otros mundos, si tenemos este? Cuidemos la Tierra, y olvidemos esos viajes sin sentido a otros planetas”.

Al día siguiente, un asteroide destruyó toda forma de vida, exceptuando algunas bacterias y organismos en las fosas oceánicas.

Fin.

Efectivamente, este es un relato de lo que podría ocurrir mañana. ¿No me cree? Permítame que le muestre un ejemplo de una foto que solo tiene unos días.

jupiter_asteroide

Leer más “Júpiter y su eterna lucha a favor de la humanidad”

Conversación entre dinosaurios

Nadie sabe qué hubiese ocurrido con los dinosaurios si no se hubiesen extinguido por la colisión de un asteroide, hace 65 millones de años. Lo que sí es cierto es que algunas de esas especies, como el famoso velocirraptor, eran sin duda organismos muy avanzados, muy alejados de esa imagen de lagartos que siempre nos habían mostrado años atrás.

La paleontología ha avanzado mucho desde entonces, y hemos visto que sin duda hubiesen podido evolucionar hasta ser inteligentes, entendiendo ese concepto como la capacidad de manipular el entorno, y tener conciencia de aspectos abstractos como la ciencia y el arte. ¿Por qué no? Mucha gente dice que debe haber vida inteligente en otros planetas. Estoy de acuerdo. ¿No hubiesen sido entonces los dinosaurios candidatos a seres inteligentes de nuestro propio planeta?

Nunca lo sabremos, ciertamente. Imaginemos que, poco antes de extinguirse, alguna de esas especies había desarrollado un modelo básico de comunicación. Y que hubiesen pensado en viajar a otros mundos. ¿Absurdo? ¿Por qué? El ser humano lleva siglos y milenios imaginando otros mundos y cómo podrían ser. No ha hecho falta llegar a la era del espacio para imaginar esa posibilidad.

Lo cierto es que ahora hay gente que niega las ventajas de viajar a otros mundos. Pero este mundo, la Tierra, no será eterno. Incluso si se mantiene entero, un asteroide podría provocar una nueva extinción masiva. Y vuelta a empezar. No me gustaría que, dentro de 65 millones de años, palentólogos de una nueva especie inteligente examinen nuestros restos, y se pregunten: “teniendo la tecnología, ¿por qué no buscaron otros mundos donde pervivir?” Es una interesante pregunta. Sin ninguna duda.

velocirraptor

Vídeo: por qué debemos mirar al cielo

Tal como comenté, en la Cocina de Sócrates del Facebook, y en este blog, vamos a emplear dos herramientas de software para realizar una serie de vídeos divulgativos sobre astronáutica, y sobre astronomía.

Para el tema de la astronomía usaremos el software Universe Sandbox 2, y para el primer vídeo vamos a tocar un tema duro, árido, y que ignoramos de forma constante: la posibilidad de una extinción de toda vida en la Tierra, causada por la caída de un cuerpo celeste sobre la superficie de nuestro mundo.

Podemos hacer muchas cosas que no estamos haciendo actualmente para conocer mejor nuestro sistema solar. Y no es una simple cuestión de curiosidad: la vida de la humanidad, la vida en la Tierra, podrían perderse para siempre. Es nuestro deber evitarlo, y es un asunto de la máxima prioridad.

En el próximo vídeo de esta serie hablaremos de cómo podríamos actuar si llegamos a detectar una situación así. Muchas gracias.