Fondo de “Las entrañas de Nidavellir II” para Facebook

Después de comenzar el trabajo con la redacción del décimo libro de la saga Aesir-Vanir, “Las entrañas de Nidavellir II: Promakhos”, he empezado a preparar los típicos banners o imágenes o como se les quiera llamar para dar a conocer la obra. Este caso que traigo aquí es un fondo para el Facebook, aunque naturalmente se puede colocar donde se desee.

Promakhos es uno de los nombres que los atenienses daban a la diosa Atenea, y significa literalmente “la que va delante”, entendiendo como tal la que lucha en primera línea de combate.

Este libro tendrá publicidad y hablaré del mismo durante su desarrollo. El siguiente en la lista, “Yggdrasil”, no tendrá ningún comentario por mi parte. La razón es personal, pero ese libro me tendrá encerrado en una burbuja durante el tiempo que dure su desarrollo.

Pero eso será en 2017. En diciembre espero tener esta segunda parte de la historia de Sandra en 2153. La primera parte terminó en un momento clave de la historia, y espero que la resolución de esos hechos, y del final de la guerra entre el Alto Consejo y Nartam se resuelva de forma satisfactoria para el lector.

De momento, la primera parte está número 1 en el apartado de relatos y de ciencia ficción en la red literaria Entreescritores, por lo que agradezco enormemente a los lectores su apoyo y sus votos. Espero corresponderles como se merece con esta segunda parte.

ancientgreece_fb
Las entrañas de Nidavellir II: Promakhos

 

Podcast de la conferencia sobre motores hipelumínicos

El pasado 5 de marzo tuve el honor de impartir una conferencia sobre motores hiperlumínicos en la Escuela de Ingeniería Aeronáutica y del Espacio en Madrid, en el marco de evento Madrid AirSim Meeting. Si alguien desea escuchar el podcast, aquí lo tiene.

Muchas gracias al equipo de Motor y al Aire por su trabajo. Nos vemos en 2016.

yvette

Aprende a fracasar como escritor en solo siete pasos

No es fácil ser un escritor fracasado. Poca gente lo consigue, y requiere un esfuerzo y una dedicación constante. Yo triunfé como escritor fracasado gracias a un gran empeño, devoción por hacer las cosas del peor modo posible, y transmitir mis ideas y mi trabajo de forma absolutamente desquiciante. He fracasado en el mundo de la literatura gracias a mi esfuerzo continuo, y a muchos aspectos clave que ha de tener un buen escritor fracasado. Vamos a ver, de todos ellos, los siete puntos fundamentales del escritor fracasado, que has de trabajar incansablemente cada día:

mad-writer

Leer más “Aprende a fracasar como escritor en solo siete pasos”

Comenzando “Las entrañas de Nidavellir II: Promakhos”

He comenzado, tímidamente, con la segunda parte de “Las entrañas de Nidavellir” con el subtítulo “Promakhos”, y espero tener el libro listo para diciembre. Pero la vida le lleva a uno por unos derroteros, y la voluntad te lleva por otros, y raramente coinciden. En todo caso, allá vamos. Otra vez levando anclas y alzando las velas. Lo que encuentre, solo los dioses lo saben.

yvette1.png

Starshot, disparados a las estrellas

Recientemente, el gran fisico Stephen Hawking ha presentado un proyecto financiado por el millonario Yuri Milner, con el fin de mandar un grupo de pequeñas sondas a Alfa Centauri, a una distancia de 4,3 años luz de la Tierra. Este proyecto, de una ambición gigantesca, es una llamada a conocer el universo, pero también guarda un mensaje: debemos buscar nuestro lugar entre las estrellas. Y debemos hacerlo pronto.

Stephen Hawking es un hombre obsesionado con la humanidad y su futuro. Y obsesionado con la supervivencia de la humanidad. ¿Por qué? En realidad es muy sencillo, no hace falta ser el gran genio que él es. Simplemente, se trata de una evidencia clara: la humanidad no sobrevivirá a la Tierra. Y la Tierra no sobrevivirá para siempre. Luego, si la humanidad ha de tener una posibilidad de un futuro, este ha de tener lugar en las estrellas.

La gente vive sus vidas de forma cotidiana, sin darse cuenta, en la mayoría de los casos, de la precariedad de esta sociedad, y de la propia vida. Es normal, nadie en su sano juicio debería estar pensando en el fin del mundo constantemente. Pero también es cierto que todos, en mayor o menor medida, deberíamos reflexionar sobre la importancia de buscar una salida para la humanidad.

starshot

Leer más “Starshot, disparados a las estrellas”

Índice de “Ángeles de Helheim”

Os traigo el índice final de “Ángeles de Helheim”, obra que es precuela de “Operación Fólkvangr”, probablemente la más popular de la saga Aesir-Vanir. “Ángeles de Helheim” estará disponible en unos diez días. Muchas gracias a todos por vuestro apoyo.

indice
Índice de “Ángeles de Helheim”

¿Sexo en el espacio? Un asunto candente

Hoy traigo a este blog perdido en el espacio-tiempo una pregunta fundamental y crítica para todo ser humano y el futuro de la galaxia. La pregunta es: ¿se pueden mantener relaciones sexuales en el espacio?

La pregunta no es baladí. Hace ya muchos años que los seres humanos viven en el espacio,a veces temporadas importantes en las estaciones espaciales. Han convivido hombres y mujeres, e incluso un matrimonio. Qué casualidad, un matrimonio en el espacio. ¿Por qué mandan exactamente a un matrimonio al espacio? Exacto: piensa mal y acertarás.

Pero bueno, hablando en serio, el tema es más importante de lo que pueda parecer para los futuros viajes espaciales. Lejos de esas tonterías y represiones absurdas que plantean muchos con el sexo, lo cierto es que se trata de una actividad natural, que además tiene importantes efectos beneficiosos en el ser humano. No en vano nacimos para reproducirnos, desde un punto de vista biológico por supuesto. Si no hay sexo, no hay niños. Pero además, el sexo es necesario para mantener una infinidad de parámetros físicos y psíquicos en sus valores correctos.

Mantener relaciones sexuales en el espacio tiene varias consecuencias. La primera: en el espacio nadie puede oír tus gritos. Eso sería una ventaja en este caso. Pero atención, porque habría importantes problemas: los fluidos corporales tenderían a mantenerse en su lugar, la sudoración volaría por toda la sala, y el acto sexual demostraría de forma empírica el efecto de acción y reacción que tan bien describió Newton, y que mandaría a los amantes disparados a cada lado de la nave.

Todos estos elementos, y muchos más, se comentan en el enlace adjunto. Y, por cierto, las agencias espaciales nunca han querido hablar de si ha habido sexo en el espacio. Pero que nadie lo dude: seguro que ha habido no uno, sino varios experimentos. Y es que los astronautas, sin ninguna duda entrenados para cualquier contingencia, habrán tomado este asunto como verdaderos astronautas e investigadores. Todo por la ciencia. Por supuesto.

iss_gallery_med_02_960x600

Scarlett, tú eres mi amor; cibernético

En la historia de la ciencia ficción, la robótica (palabra inventada por el maestro Isaac Asimov) ha sido una constante. La fascinación por los “seres mecánicos” siempre ha creado grandes expectativas. Pero es el siglo XX, y por supuesto el XXI, cuando estamos viendo grandes logros en esta materia.

En la saga Aesir-Vanir, uno de los personajes principales es Sandra, un androide avanzado que vive una serie de aventuras a lo largo de los libros de lo que he dado en llamar “la saga de Sandra”, compuesta por “Operación Fólvangr”, “Las cenizas de Sangetall”, “Las entrañas de Nidavellir” y “La insurrección de los Einherjar”.

En “Ángeles de Helheim” aparece brevemente otro androide similar, un modelo algo inferior, llamado Nerea. Sandra y Nerea comparten algo en común: son androides con aspecto femenino, lo cual causa entusiasmo entre la población masculina, y en parte de la población femenina. Pero esa es precisamente la idea de sus diseñadores. Estos son androides de infiltración y combate, y usan el sexo y la atracción sexual como un arma más para obtener información. Algo tan viejo como la humanidad, pero llevado a cabo por máquinas que no se preocupan por los pequeños detalles de la moral humana.

Para corroborar la fascinación que crean los robots, la imagen adjunta es la de un robot que ha creado un entusiasta de la robótica. Enamorado de Scarlett Johansson, ha creado una copia de la misma. No es ella. Pero atención: en el futuro, podríamos llegar a confundirlas. Es cuestión de años y avances en la tecnología y la IA.

¿Por qué no? Veamos un anuncio: “Señor, señora: ¿le gusta Brad Pitt? ¿Le gusta Charlize Theron? Nosotros le hacemos una copia idéntica, con su personalidad y su aspecto, pero sin tener que pagarle el divorcio, y pudiendo darle al botón de apagado si molesta. No se queja, no protesta, y te deja hacer tus cosas cuando quieras, sea jugar a la consola, ver el futbol, o salir de compras”. Sí. Suena un poco machista, pero ya sabéis: la publicidad es machista, y usa el machismo para captar la atención.

El mundo va a cambiar mucho con los robots, aunque en este caso deberíamos hablar de androides. Es cuestión de tiempo. Asimov ya escribió impresionantes historias. Él no pudo llegar a verlo. Nosotros es posible que veamos el inicio de una nueva era de hombres y robots viviendo en armonía. Bueno; casi en armonía. En la imagen, la Scarlett Robot. Hola guapa: ¿te apetece una actualización del sistema en mi casa?

01-scarlett-johansson-robot.w1200.h630
Androide Scarlett Johansson

El mito del mito de la evolución

Hoy me he desayunado en un foro americano con la típica historia de que “la evolución no existe”, o que “la evolución es solo una teoría”. Luego por supuesto han llegado los clásicos argumentos completamente superados que quieren hacernos entender que no existe la evolución, y que somos como somos desde el primer día.

Estas corrientes e ideas suelen venir sobre todo de Estados Unidos, país tecnológicamente avanzado, pero que culturalmente está volviendo a la Edad Media. Donald Trump es un ejemplo de cómo un hombre ignorante, fracasado, e incapaz, además de racista y xenófobo, puede movilizar a millones de personas por su causa.

Bien, pues vayamos a los hechos. Y el primero es que una teoría no es una idea que supuestamente podría llegar a explicar algo, como en las películas de detectives. En ciencia, una teoría es un conjunto de pruebas que, unidas, demuestran fehacientemente algo. La teoría de la gravedad no es discutida. Al menos, no veo a nadie diciendo lo contrario. Nadie en su sano juicio se sube a un puente de 500 metros y se tira, porque sabe lo que va a ocurrir. Lo mismo ocurre con la evolución. Hay tantas pruebas de que es cierta, que solo una obcecación absoluta en ideas superadas puede hacer que un individuo siga pensando que fuimos creados desde el primer día con nuestro natural aspecto.

Pero tengo una noticia peor: si el ser humano se creó como es, ¿por qué la Tierra existió durante cuatro mil millones de años sin seres humanos? Respuesta: porque la Tierra solo tiene 4000 mil años, no 4 mil millones. Y entonces es cuando ya, uno se retira en silencio dándolo por imposible.

Pero queda otra pregunta: ¿por qué el universo es tan grande, si solo hay vida en la Tierra? La respuesta, como siempre, es hilarante: porque se decidió así. Porque ha de ser así. ¿De verdad esa es la respuesta? ¿De verdad tenemos que aceptar eso como una verdad absoluta?

La pena es que este planeta se muere. La sexta extinción está en marcha, según se desprende de los datos actuales, y la humanidad podría extinguirse también. El 99% de las especies que han vivido en la Tierra se han extinguido. Nosotros no somos distintos. Nuestro orgullo no salvará la Tierra, ni al ser humano.

Cuando todo sea polvo y viento, y cuando caigan los últimos edificios en ruinas por todo el planeta, la Tierra se recuperará. Nuevas especies aparecerán, por evolución de las supervivientes, y poblarán la Tierra. Y puede que, algún día, alguna de ellas se pregunte: ¿dé dónde venimos? ¿Qué somos? Sinceramente, espero que ellos tengan más suerte que nosotros.