Fragmento de “La leyenda de Darwan IV: Idafeld”

El último libro de la saga Aesir-Vanir, con el número XV, tendrá por título “”La leyenda de Darwan IV: Idafeld”. Este libro cerrará la saga por completo. Quedará un libro secundario, “Mensajero del Nastrond II: Chronos”, pero la historia estará terminada y completa. Y entonces podré por fin decir que he terminado algo en mi vida.

“Idafeld” es un libro que necesariamente será complejo, por la misma naturaleza de los personajes que lo pueblan, y por la situación que desarrollan en la novela. Tanto el grupo de Skadi y su hijo Freyr, como el grupo de refugiados y supervivientes que comanda Helen Parker, a la que apodan “Freyja”. Dos grupos humanos diametralmente distintos que se encuentran, tras millones de años de desarrollo por separado, y que han cambiado demasiado unos respecto a otros.

Este será también un libro cargado de simbolismo, y de elementos esotéricos que configuran una imagen de un futuro donde cada lado de la humanidad ha sobrevivido mediante formas y fuerzas tremendamente distintas, otro elemento diferenciador que contribuirá de forma definitiva al conflicto.

Les dejo con este fragmento, y espero tener esta obra acabada a lo largo del año. Sin más fechas, porque yo tengo mi propio camino en este mundo que dificulta sobremanera el poder hacer planes. Pero es mi objetivo terminar esta saga.

Luego, en un futuro todavía lejano, alguien la leerá, y dirá si mereció la pena el esfuerzo. El tiempo lo dirá. Yo no lo veré. Pero sí mis recuerdos. Muchas gracias.

sandra_libroxv 1

Leer más “Fragmento de “La leyenda de Darwan IV: Idafeld””

Anuncios

Tres títulos este año: va de triplete

Es cierto, el título es un poco futbolero, y debo pedir perdón por ello, pero estoy contento, y le ruego me permita usted, como lector, esta pequeña deferencia. Estoy contento porque, como escritor español de ciencia ficción, y como tantos otros miles de escritores, no veo un euro en el bolsillo después de tanto escribir, pero sigo produciendo material con el que disfruto sobremanera. Y eso es ciertamente un motivo para seguir adelante en esto de las letras.

Ya me lo dijo mi padre, que era un ingeniero naval frío y metódico. Un día me agarró de la oreja, y me exigió: “deja esas cosas de artistas, que son todos unos holgazanes y unos vividores, y dedícate a trabajar en cosas serias y con futuro”. Le hice caso. A medias.

Este año verán la luz tres libros:

libro-xii
Portada del libro XII, saga Aesir-Vanir (con pseudónimo)

1- Este mes de enero, si todo va bien, y creo que sí, saldrá a la venta la primera parte de “Las entrañas de Nidavellir” en inglés. La traducción está terminada, y se están revisando los textos. Una cosa que intento cuidar es que la traducción no se lleve por delante ciertos sentidos y contextos, algo que a veces requiere de cuidado y precisión. Afortunadamente quedan retoques finales. El libro se publicará muy pronto, en unos días, o sea, para mediados de enero o tercera semana máximo.

2- En marzo, o abril, saldrá el famoso y “misterioso” libro XII de la saga Aesir-Vanir. Ese número estaba reservado, como expliqué en su día, para los relatos que amplían la historia de los ocho libros de la saga Aesir-Vanir dedicados a Sandra. Precisamente estos textos que estoy publicando ahora, los relatos ambientados en el siglo XXIV, son el colofón final, y dejarán la historia justo cuando Sandra comienza a escribir “Las crónicas de los Einherjar”, que son los mitos que luego desembocan en los dos libros de “La insurrección de los Einherjar”.

3- Finalmente, en agosto, o septiembre, si todo va bien, publicaré el libro XIII de la saga: “Yggdrasil”. Este libro no tiene nada que ver con Sandra, o bueno, casi nada, y volverá a traer a escena a Helen, la otra protagonista de la saga Aesir-Vanir. Este es el libro en el que tengo más dudas en relación a si podré tenerlo acabado en fechas. Pero me he jurado a mí mismo no escribir más de 150 ó 200 páginas. Quiero que sea una novela pequeña, no un ladrillo como lo han sido “Las entrañas de Nidavellir” o “La insurrección de los Einherjar”.

¿De dónde viene el pseudónimo? Bueno, en realidad, todos los libros deberían llevar ese pseudónimo, por razones personales. El apellido es de origen checo, y es un homenaje a alguien importante. El nombre de “Peter” no tiene nada que ver con el Peter de las novelas.

Estos son mis proyectos, si no le gustan, tengo otros, que diría Groucho. Pero es cierto: aunque la literatura no da de comer al cuerpo, da de comer al espíritu. Y hay que llenar la mente tanto como el estómago. Un ser humano no puede estar completo sin saciar ambas necesidades. La literatura me ha dado muchas satisfacciones, y algunos disgustos, pero puedo decir que ha merecido la pena.

Y si estos libros además llegan a ser leídos y disfrutados por lectores, entonces ya no puedo pedirle nada más a la vida. Un abrazo.

 

Dos siglos son demasiado

Actualmente este texto forma parte del Libro XII “Sandra: relatos perdidos”.

Este texto transcurre tras los hechos de “Recuérdame” y sigue la línea explicada en “Las entrañas de Nidavellir”. Sandra continúa trabajando en la factoría de reparación y reprogramación de androides. Pero llegan noticias que implican un cambio. Un cambio importante…

Sandra había estado, como de costumbre, todo el día en la factoría,  trabajando en un androide especialmente dañado. Aquel androide no podría ser reparado a tiempo. Las cosas se estaban complicando en aquella zona, y los rumores de evacuación eran cada vez más evidentes.

La guerra contra el Gobierno del Norte estaba siendo muy igualada, pero aquel territorio en concreto pareciera que no podría aguantar mucho tiempo. Habría que entregarlo, a cambio de resistir en otras áreas. Como el peón que se sacrifica con el objetivo de lograr una victoria a más largo plazo. Claro que eso significaba la muerte de varios cientos de miles de habitantes de la zona. Pero, ¿qué importan unas muertes frente a la lógica de la victoria en la guerra?

tresanys

Leer más “Dos siglos son demasiado”

Cuando la realidad atraviesa una barrera invisible del alma

Hoy me ha pasado algo que me ha hecho reflexionar de forma especial. Ha sido el comentario de una lectora, sobre uno de los personajes principales de la saga Aesir-Vanir: Sandra, la joven que suele aparecer en portada. Una joven como otra joven cualquiera, que sin embargo vive atormentada por la pérdida de su padre, y el sueño de encontrarlo algún día, mientras ella explora su propio futuro como individuo. Dos metas que se cruzarán en su futuro.

Es increíble cómo algunas personas son capaces de atravesar todas las fronteras de la realidad, y llegar a lo más profundo del pensamiento de aquel que crea personajes para una obra. La verdad es que me he sentido conmovido, como pocas veces en mi vida, la verdad.

Empiezas escribiendo libros, y al final de tu vida entiendes que, en realidad, ellos te han escrito a ti. Tu vida, tus sueños, tus miedos, tus esperanzas, todo en ti está en el papel. No queda nada del escritor cuando termina su obra. Todo está en esas hojas que se mecen al viento de las miradas de aquellos que te lean. Esa es la vida del escritor. Esa es su fuerza, su poder, su esencia. Y por eso la vida habrá merecido la pena.

sandra_fb11

Aspectos del desarrollo de Sandra

Si hay que establecer una frontera en el desarrollo de Sandra, esa es, sin ninguna duda, “Las entrañas de Nidavellir”. Antes de estos hechos, Sandra es básicamente una androide muy sofisticada, capaz de cosas que ningún otro androide es capaz de hacer, o de sentir, por algún motivo desconocido para ella.

Pero en estos dos libros, los sucesos son de un peso tal, y de unas consecuencias tan graves, que ella cambiará para siempre, y quedará lista para que, en los próximos siglos, acontezcan los hechos de “La insurrección de los Einherjar”.

Estaba estos días luchando sobre un aspecto crucial de la segunda parte de “Las entrañas de Nidavellir”. Esta mañana he podido desarrollar la solución a un aspecto clave de este libro, y ello me va a permitir trabajar al menos al menos con algo más de tranquilidad y planificación.

Claro que, en mi vida, hablar de tranquilidad, y planificación, es algo que raya, sin ninguna duda, la ciencia ficción.

sandra_3
Sandra. Las entrañas de Nidavellir. Saga Aesir-Vanir.

Tres años de sueños, inspirado en “Las entrañas de Nidavellir”

En una escena de “Las entrañas de Nidavellir” Sandra viaja a Nueva Zelanda con Deblar con el fin de dejar la que ha sido su casa y su marido. En ese texto se comenta que ella entra, y sale después de unos minutos con el marido detrás, gritando y moviendo los brazos. Ella se va con Deblar, camino de Marte, y luego de Titán.

Pero ¿qué ha ocurrido dentro de la casa, durante esos minutos? Podéis leerlo aquí.

tresanys