La hipocresía de la piratería y el sentido común

Nota: este texto es una crítica a la piratería. Si usted es un paladín de la libertad y el amor incondicional a disfrutar y a vender el trabajo de los demás sin su permiso, y cree que el trabajo de miles de escritores debería ser gratis, quizás sea mejor que no siga leyendo. No le va a gustar lo que digo. Muchas gracias.

Vaya, estoy tocando un tema delicado, de esos que hacen que la gente huya corriendo. Pero no importa; es importante ser honesto con uno mismo, y decir lo que se piensa. Es lo que he hecho toda la vida. Eso me ha dado muchos disgustos, puede estar seguro; pero también me ha permitido ver que las sonrisas amables, las buenas palabras, y las palmaditas en la espalda, esconden muchas veces una hipocresía del tamaño del Everest. Y tengo un detector de hipócritas marca ACME que me costó un buen precio, y que llevo siempre conmigo.

Ocurre con la piratería. Llega alguien y me dice: “oh, yo es que pirateo porque los libros son muy caros, y la sociedad nos explota y nos coarta la libertad”. Mentira, amigo. Eso es mentira. Di la verdad. Pirateas porque no aprecias la cultura, ni la respetas, ni eres consecuente con el trabajo de los demás. ¿Quieres libros gratis? Hay cientos, miles de libros en Internet de descarga legal gratuita. Muchos miles de libros, más de los que puedas leer en mil vidas. Y cientos de miles de libros cuyo precio ronda el euro, o los dos euros, en formato electrónico.

VF-84_USN_squadron_patch

Leer más “La hipocresía de la piratería y el sentido común”

Anuncios

El virus Ikea y su curioso comportamiento

La naturaleza parece tener siempre nuevas sorpresas guardadas. Esto es lo que ha ocurrido con el descubrimiento de un nuevo virus, llamado “Guaico Culex virus”, aunque yo lo he rebautizado como “el virus Ikea”. Soy así.

Este virus tiene una curiosa particularidad: es capaz de infectar células como cualquier otro virus, pero también es capaz de hacerlo incluso cuando está partido en pedazos. De hecho, el virus se desmonta al salir de la bacteria en cinco pedazos, y viaja a nuevos huéspedes. Cuando infecta otra célula, pueden entrar varias partes del virus. No es necesario que entren todas las partes del virus, cuatro son suficientes para infectar a la célula, y luego completar su ciclo y volver a desmontarse.

Se teme que el virus pudiera llegar al ser humano, cosa que ahora no ha hecho, lo cual supondría un problema grave. ¿Cómo atacar a un virus que viaja desmontado y se monta una vez está en el interior de la célula? ¿Y que además no requiere de todas las partes para ser operativo? Los biólogos van a tener que enfrentarse a otro reto. El virus Ikea es sin duda un nuevo frente de batalla y de investigación.

Por cierto, a mí también me sobran piezas cuando monto un mueble del Ikea. Y también parece que el mueble está completo. Misterios de la vida.

virus_ikea
Imagen del virus