El Brexit no es el problema

Cuando escribo esto, queda una semana para que se vote en Reino Unido si esta nación debe abandonar la Unión Europa, y acaba de fallecer la diputada laborista Jo Cox, de 41 años y con dos chicos. Y todo el mundo se lamenta de estos dos hechos, muy distintos entre sí, y completamente hermanados por un hilo conductor común: el odio. El odio hacia lo que es distinto, a lo que no es de tu casa, de tu barrio, de tu proximidad.

Ese fenómeno lo conoce la humanidad desde hace cientos de miles de años, y se llama tribalización o tribalismo:

europamuro

Leer más “El Brexit no es el problema”

Anuncios

Defensa personal, una opción

Tema polémico, advierto. Puede no gustar a todo el mundo, pero para mí es importante sacarlo a la luz.

Una pregunta que me hago a menudo cuando aparecen noticias sobre violaciones a mujeres, y perdón por traer un tema tan delicado aquí, pero tengo poderosas razones para ello, es qué se puede hacer para evitar ese terrible trauma, que marcará la vida de una mujer para siempre. Recientemente se ha informado de un caso así cada 11 minutos en Brasil. Si eso no merece un minuto de atención, no sé qué puede hacerlo.

Aunque no hay una respuesta única, yo siempre he considerado una opción que, para mi perplejidad, es rechazada a menudo: enseñar a las jóvenes, y a los jóvenes, pero sobre todo a ellas, algunos elementos básicos de defensa personal. No digo que se saquen un cinturón negro de nada, ni que se conviertan en Rambo, de hecho, la mejor técnica siempre, siempre, es huir. Pero, cuando no se puede huir, hay una opción: la defensa personal.

Los años fantásticos que estuve practicando karate tenían, en ocasiones, momentos de defensa personal, y algunos eran específicos de mujeres. Compañeros y yo mismo hacíamos de sparrings. Os puedo asegurar que una mujer bien preparada y formada me hacía volar por los aires con bastante facilidad, y mis costillas y un neumotórax pueden dar fe de ello.

He recibido, a lo largo de mi vida, muchas críticas por animar a mujeres para que aprendan algunas técnicas básicas de defensa personal. Pero seguiré haciéndolo. No quiero ver ni a una mujer más con su cuerpo y alma destrozados por la acción bárbara de un monstruo. Creo que merece la pena buscar soluciones. Esta no es la única, por supuesto. Pero es una más, y debería ser tenida en cuenta.

La historia detrás del cine en Espartaco

El cine es el cine, pero luego está la historia. Y la historia nos dice que la rebelión de Espartaco fue una herida en el vientre de Roma. No la mató, por supuesto, pero sí le produjo una hemorragia que a la larga terminaría menoscabando su poder.

El asunto no es sencillo, ni es trivial, ni es visible a primera vista. Pero se puede reducir a un modelo en el que el control de los esclavos tuvo que ser limitado en número y en posición. En número, porque era importante evitar nuevas revueltas, y en posición, porque armar a esclavos era una provocación a que pudieran rebelarse, e imitar los éxitos de aquel gladiador de Tracia.

Espartaco15
Las cosas, como digo, no se sucedieron como en el cine, y ciertamente fueron muchas las luchas por el poder en el cada vez mayor ejército de Espartaco, hasta el punto en el que se dividió en dos. El grupo que se separó tenía como finalidad tomar Roma, y ciertamente, lo habrían podido conseguir si no hubiesen dividido sus fuerzas. El grupo de Espartaco pretendía huir, primero por el sur, luego, atravesando la península itálica, por el norte.

Tras los sucesivos fracasos de la milicia de Roma y de las legiones situadas en Italia, tuvo que ser el desembarco del siempre oportuno Pompeyo y sus ejércitos entrenados el que acabase con Espartaco y con su ejército, recién llegado de Hispania.

La muerte de más de cien mil esclavos fue, como decía antes, un golpe brutal para la economía de Roma. Desde entonces, sus modelos productivos tuvieron que adaptarse para evitar grandes concentraciones de esclavos, pero eso redundaba en unos procesos productivos más pobres. Sin mano de obra, el Imperio comenzó un lento pero claro declive. Los enormes gastos en el control de las fronteras y en pagar a un ejército cada vez más exigente y corrupto fue creciendo con los años, hasta hacerse insostenible.

Naturalmente, la caída del Imperio Romano no puede atribuirse únicamente a lo que supuso Espartaco, pero sí fue significativo los cambios que produjo, y las consecuencias que de ello se derivó en tiempos de los grandes emperadores.

Sin duda, una lección que nos enseña que el modelo esclavista, por mucho que parezca cómodo, barato, y poderoso, termina, tarde o temprano, siendo una bomba de relojería. Una bomba que estallará siempre, y cuyas consecuencias son las que fueron. La caída del mayor Imperio que haya visto nunca la Tierra.

En la imagen: fotograma de “Espartaco” de Kubrick.

Una sombra sobre Europa

“Las democracias son débiles y cobardes. No se preocuparán por los sudetes, ni por Checoslovaquia, ni por Polonia”. Esta frase, dicha por Hitler en 1938, tenía mucho de cierto en aquel momento. Y sigue teniendo gran validez actualmente.

Sí, las democracias son débiles, y son cobardes. Mientras todo va bien, todo son risas, progreso, empleo, y consumo. Pero cuando se acerca la siempre inevitable crisis, los demonios y las sombras, que siempre han estado ahí, surgen de nuevo, para tomar a las democracias por el cuello, y ahogarlas con mensajes populistas y demagógicos.

Alguien se preguntará, qué se puede hacer ante algo así. Existen dos alternativas. Una era la que establecieron los romanos, en la que, en tiempos de crisis, nombraban un dictador. Ese dictador, durante un año, tenía el poder casi absoluto para tomar decisiones. Luego cedía el poder al Senado de Roma. La idea es buena en esencia, es práctica, pero ya sabemos cómo acabó: con un Imperio, y un césar, que era simplemente un dictador de por vida.

Existe otra solución, que es la de establecer un sistema que garantice las libertades constitucionales, de pensamiento y de expresión ante cualquier contingencia, para que nadie, ni siquiera un gobierno o una ley máxima, puedan acabar con esos principios básicos. Lamentablemente, los gobiernos, también los democráticos, son los primeros que abogan por el control de las masas y los individuos, por recabar cualquier atisbo de libertad en aras de una mal llamada seguridad, que solo busca el control de todo cuanto acontece. Porque cualquiera que atente contra la libertad, sea un criminal o un fanático terrorista, no se preocupará por cuanta libertad tiene el pueblo, sino por cuánta libertad puede destruir como enemigo de esa libertad.

En ese sentido, controlar los teléfonos, Internet, o cualquier otro medio, sin que medie un juez y una sospecha debidamente presentada y conjugada, se convierte en un enorme aparato de dominio, tanto de las personas como de sus ideas. Es entonces, en ese momento, cuando el mayor enemigo de la democracia es el propio estado. Es entonces, en ese momento, cuando la libertad cae. Y no lo hace por fanáticos religiosos, sino por las acciones llevadas por aquellos que estipulan que se ha de intercambiar libertad por seguridad.

Europa está entrando en una espiral de pérdida de libertades, como ocurre ya desde hace tiempo en Estados Unidos. Y no parece que nadie esté demasiado preocupado. Y ello es porque las democracias son débiles, y cobardes. Hitler, en eso, tuvo razón. Y los que amamos la democracia, y la libertad, por ese motivo, deberíamos tomar conciencia de ese peligro. Porque la fuerza del nazismo, cuando se desate, no la pararán las palabras, sino los hechos. Y los hechos serán, si eso llega a ocurrir, terribles, y lamentables. Esperemos no verlo. Esperemos.

1391254933

Javier Cárdenas y el socialismo de Hitler

Un ejemplo reciente de lo que supone no conocer la historia, ignorar el pasado, no leer, y en definitiva, ser ignorante sin saberlo, es la reciente declaración de Javier Cárdenas, cuando dijo que Hitler no fue un dictador, ya que fue elegido, y, por otro lado, que era socialista, porque su partido, el NSDAP, era conocido como el partido nacional socialista.
No voy ahora y aquí a entrar en los detalles sobre ambos errores, que son bastante comunes en personas sin formación ni cultura. Solo diré que sí era un dictador, que no fue elegido, y que no era socialista, al estilo Maduro, como Cárdenas ha querido dejar entender.

Sí diré que es importante destacar cómo gente ignorante y sin formación, pero con un gran poder para llegar a una gran masa de radioyentes, puede transmitir información genuinamente falsa, que además, y para ponerlo peor, no sabe que es falsa. Porque quien no sabe pero quiere saber no es ignorante, es un proyecto de hombre o mujer culto. Ignorante es el que lanza afirmaciones sin saber en absoluto de lo que habla. Cárdenas es un ejemplo de ello.

Suele decirse que la libertad consiste en poder expresar lo que se quiera cuando se quiera, teniendo que respetarse en todos los casos, porque para eso estamos en un estado democrático y de derecho. Sí, pero eso no implica que la ignorancia deba ser respetada de la misma forma que se ha de respetar la cultura. Cuando uno dice insensateces, el régimen político en el que viva es lo de menos. Lo importante es que la insensatez, y la ignorancia, son siempre las mismas.

Si alguien quiere conocer más sobre el NSDAP y por qué Hitler no fue elegido, estaré encantado de informarle de alguna página seria donde se hable de ello. O yo mismo, dentro de mis limitaciones, le puedo dar una modesta pero espero que clara visión general sobre este asunto. Es apasionante. Y es cultura.

15

Unir literatura y videojuegos

Unir dos de mis actividades principales, la programación, que me sirve para vivir, y la escritura, que me sirve para saber que nunca viviré de la escritura, es algo que tenía en mente hace tiempo.

Ahora esa idea se va a convertir en realidad. El nuevo desarrollo de videojuego que estoy llevando a cabo, Mathness 3D, tendrá como protagonista a las letras, y estas, a su vez, dejarán libros como restos cuando las destruyas. Estos libros producirán diferentes efectos según el autor de la obra. Habrá escritores famosos, pero también gente poco conocida, o como ocurre en mi caso, nada conocida. Es una forma de promocionar a autores noveles, además de consagrar a los grandes maestros. En todo caso, una forma de llevar la ciencia ficción a los jugadores de videojuegos, usando sus mismas armas. Una mezcla que busca, sobre todo, entretener.

mathness 3d libros
Mathness 3D

El tiempo hasta encontrar vida en otros mundos

Esta semana la NASA ha anunciado 1284 nuevos planetas descubiertos. Nueve de ellos son de un tamaño similar a la Tierra, y se encuentran en la zona habitable. La pregunta no es si hay vida fuera, sino cuándo será detectada.

¿Cuánto falta para tener constancia de vida en otros mundos? De forma indirecta, en realidad no mucho. Las nuevas generaciones de sondas y sistemas de proceso de señal e imágenes van a procesar no miles, sino cientos de miles de planetas, de tamaños similares a la Tierra, ahora difíciles de detectar. La forma de detectar vida en esos planetas requiere del análisis del espectro de las atmósferas de esos planetas. De un modo similar a cómo se detectaron los los elementos del Sol, este sistema permitirá conocer que atmósferas son probables lugares con vida.

Para ello, se analiza la atmósfera y sus compuestos, y el tipo de planeta que la contiene. Los planetas con vida tienen todos ellos una firma especial: una atmósfera alterada por la actividad metabólica de los organismos que la pueblan. El proceso pasa por una atmósfera inicial que genera vida, luego esta vida transforma la atmósfera, y, finalmente, se desarrolla una segunda generación de organismos capacitados para esa nueva vida. Los organismos originales no desaparecen, pero quedan supeditados a áreas donde se mantienen las condiciones iniciales del planeta.

De este modo, no pasarán más de diez años, puede que menos, para poder tener datos confirmados de vida extraterrestre. Esto por supuesto provocará las clásicas controversias filosóficas, religiosas, y éticas que siempre traen los grandes descubrimientos. Pero también abrirá las puertas a la esperanza. Si hay vida microscópica fuera, hay lugares donde quizás podamos vivir. Incluso una galaxia que compartir. Y eso será una puerta que se abre para el futuro de la humanidad. Merecerá la pena ese viaje. Sin ninguna duda.

HEC_All_Distance